Horloge pour site reloj pagina web

El Colectivo por la Memoria de Pilar dice "Basta de Violencia Policial en Pilar"

Sociedad 21/09/2020
Junto a varios organismos de DDHH, organizaciones sociales, instituciones y vecinos el Colectivo local emitió un comunicado sobre la violencia policial.
Flyer Basta de Violencia Policial en Pilar

Luego de los últimos hechos de violencia y abuso policial en el distrito hacia un militante de Forja y el LGBT, y en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires.

El Comunicado

Los casos de gatillo fácil en la provincia y en todo el país, la desaparición de Facundo Astudillo Castro luego de estar con policías en el sur bonaerense, la situación sediciosa de rodear la Quinta Presidencial con patrulleros y armados, a lo que se suman situaciones de hostigamiento policial a ciudadanos de Pilar nos obligan a manifestar nuestra preocupación como Colectivo por la Memoria de Pilar.

Somos organismos de derechos humanos, organizaciones barriales, gremiales, artísticas, docentes, entre otras, que vemos con preocupación que en el lugar donde la Policía Federal fusiló y dinamitó 30 desaparecidos durante la dictadura, ahora la Policía Bonaerense quiera aplicar una política de amedrentamiento a la población.

La pandemia mundial por el covid 19 y la cuarentena que se impuso en todo el país desde mediados de Marzo no significó la instauración de un Estado Represor con la violencia institucional en las calles. Caminar sin barbijo no es la excusa para que los policías bajen de los patrulleros y acosen a los ciudadanos, y menos que los lleven a las comisarías para demorarlos y hostigarlos.

A Lucas, un joven de 26 años, lo levantaron dos policías y lo llevaron a la comisaría 1o de Pilar. Desnudo, obligado a mirar la pared mientras dos uniformados lo hostigaban, quedó libre cuando firmó papeles incriminatorios que hasta ese momento se negaba a firmar.

Una situación similar vivió, en varias ocasiones, otro joven del distrito que se niega siquiera a dar su nombre por el miedo a las represalias.

Una docente, que sufre violencia de género intrafamiliar, sufrió en diversas instancias la violencia institucional por parte de un familiar policía que llevó a otros uniformados para detenerla, sufriendo diversos maltratos.

También sabemos de personas atacadas por su orientación sexual o su identidad de género, que ante los crímenes de odio que hubo en otros lugares, y ante el daño psíquico que sufren cada vez que son llevadas a dependencias policiales, prefieren ocultar hasta sus apodos.

Dos adolescentes que solicitaban alimentos para su familia, golpeando casa por casa, fueron interceptados por dos patrulleros como si fueran delincuentes. La cuarentena generó desocupación, eso generó crisis alimentaria, y los comedores barriales no dan abasto y no todas las escuelas entregan alimentos. El hambre no es un delito.

Los mencionados no son casos aislados, sino que se repiten a lo largo del distrito y parecen responder a una política represiva para intimidar y generar miedo en la población.

El actual Jefe Comunal nombró a un Secretario de Seguridad y por otro lado no se desarrolló aún el área de Derechos Humanos Municipal.

Queremos saber si se trató de una omisión o esa es la política del estado municipal, con más policías y menos derechos por promover y garantizar.

Algunos integrantes de organizaciones sociales y organismos de DDHH hablaron y le plantearon el problema de violencia policial al Secretario de Seguridad, quien manifestó que no se puede meter con la policía bonaerense (SIC). Ante nuestras dudas, y luego de que alguna de las organizaciones de nuestro Colectivo lo solicitó sin respuesta, insistimos en pedir al Intendente Federico Achával una audiencia a este conjunto de agrupaciones con el fin de dialogar sobre los ataques a los Derechos Humanos que se viven en nuestras localidades.

Te puede interesar